Consultoría de Posicionamiento en buscadores

Muchas empresas nos llaman para saber qué hay que hacer para mejorar su posicionamiento en buscadores.

Para tener una fotografía de nuestra web y saber cuál es nuestra situación hay que conocer una serie de parámetros, la mayoría muy técnicos, que afectan al posicionamiento.

Para un usuario final es complicado digerir todos los aspectos que marcan la diferencia de un buen o mal posicionamiento. Para resumirlo, podemos agrupar los factores en dos apartados:

1.- Los que llamamos on site, que dependen directamente de cómo está hecha la página web de nuestro cliente. Estos aspectos son los referidos a los contenidos, programación y diseño de la web.

2.- Los que llamamos off site, que son todos aquellos que hacen referencia a aspectos externos de cómo está diseñada la página web, y a lo que denominamos popularidad.

El factor que sí se puede controlar, al margen de diseñar la página web, es el modo en el que ésta se debe optimizar para que un buscador la indexe por el término que nos interese (la palabra clave por la que queremos ser encontrados).

La optimización se debe aplicar a los contenidos y estructura de la web, así como al diseño y programación.

Si necesitáis más información sobre el proceso de optimización, podéis consultar cómo lo hacemos en nuestro Servicio de optimización para posicionamiento en buscadores.

Ya hemos dicho que los factores off site se refieren a la popularidad, y ésta se mide en base a los votos que nos dan desde otras páginas, es decir, a la cantidad de enlaces a nuestra web que haya en otras webs, sobre todo si estas últimas tratan del mismo tema y a su vez tienen otros votos de páginas similares.

El factor de la popularidad es tan importante como la optimización de la página web. Mientras que en el primer caso consigues que te metan en el cajón de los términos por los que deseas estar posicionado junto con todas las otras webs de la competencia, la popularidad se encarga de ordenar los resultados para decidir cuáles son los 10 mejores y mostrárselos al usuario del buscador, que vive de ofrecer resultados relevantes a una búsqueda concreta.

Los “spiders” siguen los enlaces; leen y clasifican los contenidos según lo que interpretan; calculan la popularidad del sitio para saber si es un buen resultado.

Guillermo Vilarroig

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Al enviar un comentario usted otorga una licencia perpetua de reproducir sus palabras, su nombre y su sitio web. Los comentarios inapropiados serán eliminados por el administrador.

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del RSS 2.0